Se venden muy pocos coches debido a la crisis, pero eso no quita que sus precios sigan subiendo más de lo que sube la inflación. Así lo ha registrado el Instituto Nacional de Estadística, que ha publicado los datos de la evolución de los precios de los vehículos en 2011.

Así, mientras la inflación ha sido del 2,4%, los precios de los coches subieron un 2,5% durante 2011, lo que supone una décima más que los datos del IPC.

También han subido carburantes y lubricantes en 2011: un total de un 8,6% han subido los precios de estos productos en el año pasado. Sin embargo, sí ha habido precios que han subido a la par que la inflación: repuestos, accesorios de mantenimiento (un 2,4% más caros); u otros productos cuyo precio ha subido de manera más moderada, como pueden ser los servicios de mantenimiento y reparaciones, que han visto cómo sus precios han aumentado un 1,7%.
 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×