Alcanzar los 130 km/h en determinados tramos de autovías y autopistas se aplicará de manera “excepcional” teniendo en cuenta las condiciones climatológicas y de la vía, siendo siempre una medida de “carácter temporal”.

Con el borrador del nuevo Reglamento General de Circulación en mano, la directora general de Tráfico, María Seguí, ha defendido en la Comisión de Seguridad Vial del Congreso sus principales medidas como son la bajada de la limitación de velocidad a 30 km/h en determinadas calles en las ciudades, la posibilidad de aumentar a 130 km/h la velocidad en algunos tramos de autopistas y autovías, la reducción en las carreteras convencionales y la obligatoriedad del casco para las bicicletas en las urbes.

Con todo este repertorio de probables cambios, el debate estaba asegurado aunque los puntos que han captado especial atención fueron los referentes al límite de 130 km/h en vías rápidas, así como el que hacía referencia al obligatorio uso del casco para las bicicletas en ciudad.

En referencia al límite general en autovía y autopista, María Seguí ha confirmado que la máxima velocidad se mantiene en 120 kilómetros por hora, permitiendo la DGT alcanzar los 130 km/h en tramos puntuales, con idea de promover en las carreteras españolas la visión  que se tiene en Europa respecto al tema de la velocidad variable. Sin embargo la directora de Tráfico ha recalcado en todo momento que ésta sería una medida de “carácter temporal” y excepcional para dar más tranquilidad a determinados colectivos que no ven con buenos ojos el aumento de la velocidad.

Su puesta en marcha, aún por confirmar, será la prueba decisiva para comprobar si incrementando la velocidad en ciertos tramos preparados de las carreteras, podría ser un factor que aumente o refuerce la accidentalidad, el principal temor de las asociaciones de víctimas de accidentes.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×