Recibir una multa de tráfico siempre es una noticia desagradable pero dependiendo de la ciudad en la que se imponga nos dolerá más o menos. Especialmente esto lo podemos notar en Vigo, donde infringir las normas sale más caro. Su récord en número de multas de tráfico ha desatado una polémica en la que hasta el Defensor del Pueblo se ha visto obligado a intervenir.

El primer motivo que consideran del todo injusto para los ciudadanos y con el que no están de acuerdo los sancionados es que muchas de estas multas de tráfico no llegan a los domicilios y se notifican únicamente a modo de listado en el Boletín Oficial de la Provincia, lo que en determinadas situaciones dificulta el pronto pago de la multa.

Por otro lado y aunque se ha reducido en dos años a la mitad el número de denuncias de tráfico, la recaudación se ha elevado al incrementar tal como fijó la Ley de Tráfico el importe de las multas. Por esta razón los conductores vigueses se han visto obligados a tener por máxima la prudencia si quieren evitarse dejar un buen importe en sanciones o renunciar al uso habitual del coche.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×