A partir de junio los conductores madrileños no tendrán un precio fijo para los parquímetros. Aparcar en línea azul o verde costará en función de dos variables: el número de vehículos que estén aparcados en ese momento y lo contaminante que sea nuestro vehículo en cuestión.

El denominado SER inteligente llegará a las calles de Madrid en junio tal como ha quedado estipulado en la Ordenanza de Movilidad que ha aprobado el Ayuntamiento. Esto implicará una serie de cambios a lo que se está acostumbrado en lo referente a los aparcamientos en la calle. Es por ello que los parquímetros dan un paso más y a través de un sistema que permite saber de más, por el número de la matrícula del vehículo, se gravará en mayor o menor medida si dicho vehículo es más contaminante o si se quiere estacionar en una zona saturada.

De este modo el bautizado como SER inteligente pretende impulsar la movilidad sostenible al integrar contenidos de sostenibilidad, incrementando los tiempos de estacionamiento a los no residentes de hasta tres horas en zona verde (actualmente se permite como máximo una hora), mientras que en la plaza azul se podrá quedar hasta cuatro horas.

Otra de las novedades que se incoporarán desde junio, será la creación de aparcamientos de larga distancia en torno a la zona de Príncipe Pío donde se podrá permanecer hasta doce horas a unos precios reducidos, así como la incorporación al SER de algunas calles dentro del ámbito de la M-30 que hasta el momento no estaban afectadas por esta regulación de los estacionamientos.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×