Parece que el Tribunal Supremo está dando la razón últimamente a todos aquellos que decían que Gallardón se estaba excediendo en eso de cobrar tasas y multas por todo. Después de que se anulara una gran subida del importe de las multas bastante polémica, ahora toca la anulación de una tasa de vados que el Consistorio madrileño aprobó en 2006.

“El Ayuntamiento no puede exigir a los ciudadanos que paguen la tasa de vados”, ha asegurado la responsable de Hacienda del grupo municipal socialista, según hemos leído en El País. Los cálculos del PSM nos dejan con la boca abierta: con esta tasa, se recaudarían unos 197 millones de euros. Ahí es nada.

Después de una primera sentencia en 2007, ahora el Supremo ha ratificado que el Ayuntamiento de la Villa no tenía por qué cobrar cantidades tan altas por esta tasa. Por tanto, este año no se deberá pagar la tasa según está establecido ahora mismo, sino que habrán de remitirse a la ordenanza anterior, fechada en 2005.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×