El telepeaje como posibilidad para hacer de pago las vías urbanas

El temor de que se intente hacer a pago circular en ciudades es algo a lo que nos estamos acercando peligrosamente y la última posibilidad que intenta este objetivo se basa en el telepeaje. Con ello se pretende cortar de manera drástica el uso de vehículos en urbes, intentando que la contaminación por este motivo no sea ya un problema.

Hace tiempo que se hablaba de la posibilidad de incorporar a las ciudades la técnica del peaje para disuadir a los conductores del uso masivo de vehículos en ciudad. Una idea que se ha contemplado pero que no se ve eficaz, dado que podría implicar en caso de implantarse, atascos continuos al tener que hacer el pago en la correspondiente cabina tal como estamos acostumbrados a hacer en las vías que tienen como fin este uso.

Sin embargo dando vueltas al asunto y aprovechando los avances de las últimas tecnologías, tres empresas (Abertis, Itinere y Cintra) se han unido en un proyecto, BipDrive, que respalda el uso del sistema ‘Vía T’ que aplican muchas autopistas de pago a las vías urbanas. Esto funciona a través de un pequeño aparato que se instala en el parabrisas, de tal manera que el vehículo no necesita parar en el peaje, dado que su matrícula queda registrada y está asociada a una cuenta corriente de la que se resta la cantidad a pagar.

Avance que causa más temor que emoción

Con BipDrive quieren utilizar los smartphones como forma de pago, ampliando esta posibilidad no sólo para los peajes sino para cualquier tipo de pago que tenga que hacer un conductor en su día a día, tales como repostar gasolina, lavar coche y otro tipo de transacciones. Un uso que ya se lleva a cabo en Barcelona y que puede ser el complemento perfecto y el paso a dar para que el telepeaje sea habitual en ciudades. Un avance que causa más temor que emoción entre conductores.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×