No es casualidad que coincidiendo con la Operación Salida 1 de agosto la Dirección General de Tráfico haya sacado lustro y reparado todos aquellos radares que se encontraban averiados y que desde ahora hacen un total de 850, que vigilarán con esmero las carreteras españolas.

Así de esta manera quedaba zanjada la polémica acerca de la existencia de numerosos dispositivos de control que no se encontraban activos y que de ahora en adelante realizarán su función de manera constante, en unas fechas en las que se preveen más de 2,7 millones de desplazamientos entre vehículos que inician sus vacaciones con los que vuelven para ocupar su puesto de trabajo, además de la afluencia de conductores magrebíes que se dirigen hacia los puestos fronterizos de sus países de origen dentro de la Operación Tránsito 2012.

Un buen motivo para andar con máxima cautela si no se quiere empezar o terminar las vacaciones ya pagando.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×