El Parlamento Europeo ha dado el visto bueno al conjunto de nuevas normas que planean en un futuro no muy lejano para los distintos vehículos en torno a la ITV. La propuesta pretende ser más estricta y poner especial atención en las motocicletas.

La Eurocámara se ha posicionado y parece que ha encontrado unanimidad en un punto que preocupa especialmente a las autoridades de Tráfico. Si bien, el hecho de conducir con vehículos que cuentan con unos años de antigüedad supone tener en cuenta determinados requisitos, como las revisiones periódicas de la ITV, esta exigencia pasa ahora a ser indispensable y más rígida para también las motocicletas.

El primer punto susceptible a cambio fijará unas normas mínimas a nivel europeo para las inspecciones de vehículos que incluye la ampliación de estos controles más periódicos para las motocicletas, ciclomotores, así como a algunos remolques. Estas revisiones más estrictas y periódicas se podrían empezar a llevar a cabo a partir de 2016 en el caso de las motocicletas y a de 2018 en el caso de ciclomotores. La propuesta de la Comisión también incluirá la revisión periódica de remolques que pesen más de dos toneladas y los remolques de caravanas superiores a 750 kilográmos.

Del mismo modo, los eurodiputados han defendido otra propuesta legislativa que prevé la creación de un sistema de evalucación de riesgo destinado a que aquéllos vehículos que tengan una mayor problemática o riesgos cuenten con mayor periodicidad y exhaustividad de ITV. Los documentos de estos vehículos se almacenarían en registros nacionales electrónicos para facilitar el intercambio de información de los Estados miembro y confiriendo lo que supone el tercer punto del texto legislativo votado.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×