La nueva Ley de Tráfico trae muchas novedades, entre las que destacan multas más duras para aquellos que quieran evitar un radar.

Multas de hasta 30.000 euros para los talleres que instalen dispositivos inhibidores de radar

Foto: autopista.es

Es uno de los grandes temas de actualidad entre los conductores de nuestro país: la nueva Ley de Tráfico. Hace unos días, el Congreso de los Diputados dio el visto bueno a todas las modificaciones introducidas hace unos meses en forma de Proyecto de Ley, una normativa a la que sólo le queda la aprobación correspondiente en el Senado, para su publicación en el BOE y, por tanto, su entrada en vigor definitiva, algo que se producirá dentro de muy poco.

Dentro de la nueva Ley de Tráfico, las modificaciones más relevantes son aquellas que afectan a determinadas infracciones graves y muy graves, que pasan a castigarse de forma más severa con una mayor cuantía de pérdida de puntos en el carné.

¿Se pueden utilizar detectores o inhibidores?

En el nuevo texto normativo, se explica del siguiente modo el uso y la presencia en el vehículo de los detectores e inhibidores de radares (en ambos casos queda prohibida tanto su presencia como su utilización).

“Se prohíbe instalar o llevar en los vehículos inhibidores de radares o cinemómetros o cualesquiera otros instrumentos encaminados a eludir o a interferir en el correcto funcionamiento de los sistemas de vigilancia del tráfico, así como emitir o hacer señales con dicha finalidad. Asimismo, se prohíbe llevar en el vehículo mecanismos de detección de radares o cinemómetros.”

3 puntos de pérdida de carné y 200 euros de multa

En la anterior Ley de Tráfico, un conductor que llevaba en su coche un detector de radar que no estaba usando, era sancionado únicamente con una multa económica de 200 euros. Con la nueva normativa (y éste es el gran cambio) su mera presencia en el interior del vehículo, aunque no se esté usando también conllevará la pérdida de tres puntos en el carné de conducir (la sanción económica se mantendría en los 200 euros).

Prohibición total y multas de hasta 30.000 euros para los talleres que los instalen

En la redacción de la nueva norma de Tráfico, se explica de forma textual la prohibición total de los inhibidores y de los detectores de radar con su correspondiente detracción (resta) de puntos.

“Se prohíbe conducir vehículos que tengan instalados inhibidores de radares o cinemómetros o cualesquiera otros mecanismos encaminados a interferir en el correcto funcionamiento de los sistemas de vigilancia del tráfico”, 6 puntos menos en el carné de conducir y hasta 6.000 euros (y hasta 30.000 euros para los talleres mecánicos que los instalen).

“Conducir vehículos que lleven mecanismos de detección de radares o cinemómetros”, 3 puntos menos en el carné y 200 euros de sanción económica.

Los avisadores de radar siguen siendo legales

Por último, en cuanto a los avisadores de radar, éstos siguen siendo legales, pues son sistemas que avisan de la presencia de la ubicación de un radar fijo (y localización aproximada de un radar móvil) de acuerdo a una base de datos oficial anunciada por la propia DGT.

Fuente: autopista.es

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

‘Tolerancia 7’¿Cómo conocer la velocidad real de los radares de la DGT?

Radares de ruido, nueva solución contra la contaminación acústica

Los radares no acreditan la aplicación del margen de error

¿Alguna Consulta?

Icono-telefono+34 915 23 23 15

¿Desea que le llamemos?

    Formulario de contacto ofrecido por 84Digital.com