Adelantándose a la normativa comunitaria, que hará que cualquier estado de la Unión Europea remita sus sanciones a los conductores infractores sin importar las fronteras, Francia y España firman un acuerdo que impedirá que las multas de tráfico se pierdan desde ya mismo entre estos lindes.

Tanto para los franceses como españoles, se ha terminado con la creencia de que las infracciones en territorio extranjero nunca se harían efectivas. A través de un acuerdo que se adelanta a la normativa que la Unión Europea impondrá en noviembre, Francia y España se unen para que se paguen en todos los casos las multas de tráfico.

De esta manera se pretende recaudar con una cuota de sanciones que se perdían entre las fronteras y que el año pasado fueron para Francia de 450.000 conductores de vehículos con matrícula española que fueron multados y no se cobró su sanción y en el caso del territorio español se trató de 130.000 conductores franceses que se libraron de pagar la pertinente multa de tráfico.

Unas cifras que desde  luego saldrán más caras a los españoles y que les obligarán desde ya a prestar especial atención al velocímetro, a los límites de velocidad y a las señales de tráfico si no se quiere ser protagonista de una foto de radar en territorio francés y por supuesto viceversa.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×