Pocas ciudades pueden distinguirse por ser las únicas en las que los ciudadanos  no tienen que pagar sus multas, sin embargo Gijón y Oviedo lo manifiestan tranquilamente, algo completamente contradictorio en los tiempos de crisis en los que nos encontramos, donde las multas son un buen recurso para aliviar algunas débiles economías.

Esto sucede porque no "se obliga con suficiente contundencia" al pago de las sanciones,  tal como manifestaron los representantes de los trabajadores de la Empresa Mixta de Tráfico de la ciudad, los cuáles albergan la esperanza de que a través de la reforma impulsada por los responsables municipales se dote de mayor autoridad "y se tome más en serio" el  problema que ha supuesto el cobro de multas.

Para ello, la Empresa Mixta de Trabajo pretende poner en marcha un sistema que equipare las sanciones de los controladores de la ORA con las multas de la Policía Local de Gijón, de tal manera que ningún ciudadano se escape de pagar la pertinente sanción impuesta.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×