Las apariencias engañan está claro y aunque esta pregunta nos puede resultar no del todo relevante, en el negocio de la compraventa de coches tiene una gran importancia. El color del coche sí que importa y puede ser completamente determinante si pretendemos sacar unos euros de más en nuestro negocio de venta.

El color estrella para triunfar y que ofrece más ventajas en cuestiones de ventas, es el blanco. Y es que tras analizar numerosos modelos de segunda mano se ha podido comprobar cómo los vehículos que disponen de esa tonalidad consiguen elevar su precio medio respecto a otros al final del proceso de compraventa. Esto viene motivado porque se trata de un color sufrido que disimula los daños con el paso del tiempo y por ello es fácil que guarde un mejor aspecto de cara a la galería.

Frente a esto, nos encontramos en el polo opuesto con las tonalidades de verde y granate que son las que registran una mayor devaluación a la hora de vender y que ocupan los puestos inferiores. A continuación os presentamos la lista de colores ordenada de mayor a menor que influyen positivamente para un usuario a la hora de dar salida a su coche:

1. Blanco
2. Índigo (entre azul y morado)
3. Púrpura
4. Rosa
5. Amarillo
6. Gris
7. Marrón
8. Negro
9. Plata
10. Rojo
11. Naranja
12. Azul
13. Dorado
14. Verde
15. Granate
16. Turquesa

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×