Menuda trama se está destapando en la ciudad gallega de Lugo. La jueza que está llevando el caso, Estela San José, ha llamado a declarar a más 100 agentes (el 70% del cuerpo de la Policía Local de Lugo) tras una investigación con la que se intenta esclarecer si los policías locales retiraban de manera irregular multas de tráfico.

Todo empezó después de que desaparecieran boletines de denuncia: las carpetas con la documentación se tiraron (o se cayeron) en una celda vacía de la sede, y casualmente les cayó agua por encima, dejando ilegibles todos los textos. Aunque eso es solo una parte de lo que la magistrada intenta aclarar.

El próximo 27 de junio terminará la ronda de interrogatorios a los policías. Cuando acaben las diligencias, seguro sabremos mucho más de esta trama, de la que hemos sabido vía La Voz de Galicia.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×