No se trata de una posibilidad, sino de una realidad que experimentan otras ciudades para intentar mitigar los altos niveles de contaminación. Medidas drásticas que obtienen resultados y que obligan a los ciudadanos a adaptarse a otros medios para cumplir del mismo modo puntuales la rutina.

París, la ciudad del amor resulta que en la actualidad también es la de mayor polución. Por ello como solución rápida y bastante radical, el Gobierno ha tomado la determinación de lo que se conoce como conducción alterna. Esto se traduce en una selección medida de los coches en circulación según la matrícula, un criterio bastante extendido basándose en los números pares e impares.

Y al parecer la medida obtiene resultados, logrando en la hora punta del pasado lunes reducir los 130 km de atascos en la ciudad a solo 87 km. Una decisión sanitaria que vela por el medio ambiente y por las propias personas al dejar circular por las calles de París a la mitad de los coches según la matrícula y el día de la semana. Su éxito cada vez más palpable puede conseguir imitadores aunque se vea difícil en estos momentos que pueda ponerse en práctica en nuestro país.

Incompatible en nuestro país

Las dificultades  económicas serían el primer y más básico impedimento para aunque sólo fuese pensar en el modelo de conducción alterna. Para alcanzar este objetivo el Gobierno francés ha aceptado a correr con el gasto de los usuarios que en los días afectados no puedan utilizar su coche. Esto implica transportes públicos gratis como bicicletas y vehículos eléctricos municipales, además de aumentar plazas en autobuses y trenes. Un gasto diario que traducido en cifras supone 4 millones de euros diarios para ayudar a financiar la idea junto con los impuestos que se cobran a los ciudadanos.

Por este motivo y tal como se encuentra el panorama español en este momento, no sería una solución viable para reducir de manera drástica los niveles de contaminación. Atendiendo nuestras limitaciones se lucha contra este problema de manera más sutil, cobrando más impuestos a los vehículos más antiguos que son los que más problemas causan en cuanto a polución y seguridad vial.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×