Con los calores de finales de junio comienza para Tráfico su particular via crucis de todos los años: la ‘Operación Salida’ de verano. Fechas bastante delicadas en las que se producirán millones de desplazamientos por las carreteras españolas.

Por ello y para curarse en salud ante todo, la Dirección General de Tráfico desarrollará desde el viernes 29 de junio hasta el domingo 1 de julio el primero de estos dispositivos especiales de vigilancia y regulación, como muestra de los continuos controles que se llevarán a cabo en los meses de julio y agosto.

Esto no es algo esporádico, debido a que como ocurre desde hace algunos años, el comienzo de vacaciones no suele realizarse los días 1 ó 15 de cada mes como antes, sino que se aprovechan los fines de semana para realizar los viajes. Por este motivo y ante el incremento de la intensidad circulatoria, se establecerán dispositivos especiales de regulación y control de tráfico todos los fines de semana del periodo estival, para que nada pueda empañar las vacaciones de millones de familias.