Tráfico estudia incrementar de cara a un futuro, la edad de inicio en la conducción, motivado principalmente para lograr mayor seguridad en la carretera, defendiendo con esto más madurez para esta responsabilidad, al contar los jóvenes con los índices más elevados de accidentalidad.

Se trata sólo de una puerta abierta y ya ha conseguido desatar todo tipo de debates. La remota posibilidad de que la Dirección General de Tráfico (DGT), estudie aumentar la edad para empezar a conducir, ha encontrado pronto detractores aunque también posturas de defensa. La sorpresa que María Seguí, directora general de Tráfico, anunció de manera esporádica en un acto dirigido a concienciar de lo grave que es la mortalidad de jóvenes en accidentes en la carretera, se terminó convirtiendo en el tema estrella del evento.

Según lo que se llega a barajar y que no es un tema prioritario, se estudiaría la posibilidad de incrementar la edad para empezar a conducir, que actualmente está en los 18 años, o también la implantación de un sistema gradual para que los jóvenes se incorporen de forma escalonada a la conducción.

A través de esta nueva e hipotética medida, se pretendería mejorar la seguridad en las carreteras, atendiendo a criterios de responsabilidad y madurez, debido a que los más jóvenes son las principales víctimas en las carreteras por su inexperiencia y menor previsión del peligro ante determinadas situaciones.

Con esta propuesta de retrasar la incursión de los jóvenes al mundo del volante se cree que se reduciría la siniestralidad al estár más preparados para incorporar estas nuevas habilidades que requerirán en la conducción, teniendo presentes como posibilidades, ciertas limitaciones de horarios en la conducción o la presencia de acompañante hasta alcanzar mayor nivel de seguridad.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×