La Dirección General de Tráfico (DGT), siguiendo ya el ejemplo que encabezó primero Sabadell con un proyecto piloto que ha cosechado auténticos éxitos, ha dado luz verde para que a partir del 2 de julio, los trámites relacionados con multas y vehículos tengan un mejor servicio en Barcelona.

Con el fin de evitar las esperas y enormes colas que se montaban en las oficinas de Tráfico para resolver cualquier duda o trámite relacionado con vehículos, conductores y sanciones, se ha decidido en Barcelona, agilizar estos trámites por medio de la cita previa. De este modo y amparados en el ejemplo de Sabadell, reducir la espera para ser atendidos que será una noticia de buen agrado para los ciudadanos.

Una idea que se ha gestado en torno a los resultados obtenidos del proyecto iniciado en Sabadell por el cual se han reducido por lo general las esperas de 25 a 10 minutos y en el caso de los trámites relacionados con los vehículos se ha pasado de una media de 30 minutos a 9, lo que ha aliviado enormemente el descontento de ciudadanos.

Una ventaja que no sólo encuentra puntos positivos en lo que a tiempos de espera se refiere, sino también en las colas interminables de personas que esperaban su turno y cuya media se ha reducido en hora punta en un 38%, lo que ha puesto de manifiesto el éxito de esta cita previa que progresivamente se llevará a cabo al resto de sedes.

Un nuevo método, basado en la comodidad por norma y que se concertará a través de la página web dgt.es desde el próximo martes, repartiéndose las primeras consultas desde el 2 de julio en adelante.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×