Poco a poco la Dirección General de Tráfico (DGT), está intentando extender una práctica que considera como obligatoria pero a la que hay que acostumbrar a la sociedad. La utilización del casco para todas las situaciones y no sólo en las carreteras, sino también en la misma ciudad y para todas las edades, está cada vez más cercana, aunque en la actualidad se regule y acote menos de lo que Tráfico espera.

Por ello en un nuevo intento por concienciar sin llegar a que esté escrito mediante ley, la subdirectora general de Intervención y Políticas Viales de la Dirección General de Tráfico (DGT), Mónica Colas ha animado a que de manera pionera se impulse el uso obligatorio del casco de la bicicleta en ciudades porque esta propuesta terminará llegando a Europa y “es bueno acostumbrarse”.

Una idea que no ignorábamos y que poco a poco se está definiendo tras ir acercando las bases y logrando apoyo en la normativa, como queda reflejado con el Nuevo Reglamento General de Circulación, que pone límites a los ciclistas en las ciudades con la cuestión del uso del casco y que tanta polémica ha desatado a lo largo de estos meses. Las nuevas normas que entrarán en enero en vigor implican que los menores de 18 años tengan que llevar este elemento protector siempre en la cabeza ya no sólo en las carreteras, sino también en ciudades.

Una apuesta por la seguridad que tiene pinta que se hará extensiva en un futuro a todos los ámbitos y edades para garantizar una reducción de la siniestralidad en este colectivo, aseverando que los pasos se tienen que dar antes y con ello dando un claro ejemplo de lo que se nos avecina al considerar que el que avisa no es traidor.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×