La Dirección General de Tráfico (DGT) de Lleida está cansada de combatir contra la picaresca, habiendo detectado un incremento de los casos de suplantación de identidad, además de otros sistemas de fraude en el momento de examinarse para conseguir el ansiado carnet de conducir. Por lo que han decidido tomar cartas en el asunto y tienen desde ahora en mente ciertos cambios en la prueba teórica para evitar las trampas.

La prueba nueva que podría ver la luz después de las vacaciones de verano tal como ha anunciado la directora provincial de la DGT en Lleida, Alba Qui, supondría un examen teórico con preguntas diferentes cada vez que se renovase la prueba, además de estar todo informatizado e individualizado para evitar trampas del tipo de suplantación de identidad.

Esta medida pretende hacer más rígida la barrera entre el aprobado y el suspenso del carnet de conducir debido a que en lo que llevamos de 2012 se han registrado ya tres episodios de suplantación de identidad en el examen teórico. Una práctica que condenó al futbolista del RCD Espanyol, Raul Tamudo al enviar a un amigo suyo para que hiciese el examen de conducir en su lugar y que demuestra el sufrimiento que supone para muchos, lograr conducir un vehículo con total libertad.
 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×