Cuando se habla de multas de tráfico, lo primero que se viene a la cabeza son los excesos de velocidad o malos aparcamientos, al ser las sanciones más comunes para los conductores. Sin embargo hay otras circunstancias que son subestimadas y que pueden salir bien caras.

Este es el ejemplo de la distancia correcta de seguridad a mantener entre vehículos, que no sólo es un motivo de multas que ignoran o restan importancia los conductores, sino que también es uno de los principales factores por los que se producen colisiones por alcance. Dos motivos de suficiente peso para que le dediquemos un mínimo de atención.

La distancia de seguridad entre vehículos es aquélla que permite al conductor detenerse sin llegar a chocar cuando se produce una frenada brusca. Un espacio necesario y vital que debe tener en cuenta la velocidad propia, la del resto de vehículos además de las condiciones ambientales de la carretera. Esta acción normalmente está considerada por los conductores como peligrosa en tema de accidentes, sin saber que sin sufrir ningún siniestro puede ser multado un conductor por este comportamiento.

¿Cuál es la sanción?

Este hecho sancionable viene recogido en el art. 65 de la Ley 18/2009 LSV, de 23 de Noviembre de 2009 por la que se califica como infracción grave que conlleva no sólo una multa de 200 euros, sino también la pérdida de 4 puntos del carnet de conducir. Una realidad que queda muy lejos de lo que se piensan los conductores, cuando subestiman las indicaciones que muestran los paneles de carreteras, referente a la distancia de seguridad.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×