La escasez de examinadores provoca atrasos "alarmantes" en varias ciudades

La queja del colectivo de las autoescuelas es una cuestión que ya no puede esperar. El hecho de que el número de examinadores sea reducido está provocando un perjuicio a miles de aspirantes a conductor, así como el riesgo y sostenibilidad de un sector clave para la economía del país.

La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) ha dado un claro aviso que está provocando un problema en varias ciudades. En un principio las más afectadas y las que están acusando la escasez del número de examinadores son Zaragoza y Barcelona. Esto les lleva a convocar exámenes con menor frecuencia, dado que no se puede atender a la demanda con tan poco profesional dedicado a ello.

En Zaragoza la falta de examinadores afecta a más de mil aspirantes de conductores, motivo y preocupación que ya han puesto de manifiesto en las calles con una manifestación como método de protesta. El caso de Barcelona, refleja como las jubilaciones como principal motivo, han provocado una reducción drástica “pasando de cinco a uno, los exámenes que se pueden llevar a cabo al mes”. Una plantilla que se ha visto minada y que ahora es de 55 profesionales de los 70 que había anteriormente.

Un problema para la economía del país

Las medidas que reclaman desde la CNAE a la Dirección General de Tráfico (DGT) para combatir este problema que puede causar un grave perjuicio a la sociedad, lo encuentran en varias propuestas que les han hecho llegar. De esta forma, José Miguel Baez, presidente de la Confederación, ha sugerido un aumento de la plantilla de examinadores o que se acuda a la iniciativa privada en aquellas zonas donde hay retrasos en las pruebas. La idea que el ritmo no se estanque y todo el mundo tenga derecho a sacarse el carnet de conducir en su ciudad con la máxima normalidad en los plazos.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×