La estrategia de la Policía de poner radares usando los datos de TomTom

La información que comparten los usuarios a través de los navegadores resulta extremadamente útil para conocer de primera mano rutas, situación del tráfico, desvíos alternativos, así como otros muchos servicios. Sin embargo en Holanda la Policía ha sabido exprimir estos datos para poner radares que sorprendan a los conductores.

La utilidad de los navegadores se encuentra más explotada de lo que se podría llegar a pensar en determinados lugares. En Holanda se ha desvelado recientemente, que la Policía de este país ha utilizado de manera recurrente la información procedente de los usuarios de los navegadores de la marca concreta TomTom para ubicar con las máximas posibilidades de eficacia sus radares de velocidad.

Este hecho confirmado por la compañía GPS, es justificado por parte de las autoridades, como una información muy importante de cara al control de la “seguridad viaria”. Una utilidad que en los distintos sistemas de navegación no se contempla pero que dependiendo de los permisos que den los usuarios, puede ser una información compartida con terceros y que estos resulten ser en última instancia agentes de la autoridad.

El cuidado a la hora de compartir información

Un suceso que ha cosechado un gran número de críticas entre los usuarios de este navegador, que conociendo ahora este precedente, se van a cuidar más de no publicar todo tipo de información en la base de datos de TomTom. Una medida que choca directamente con la utilidad de estos navegadores cuya base es compartir toda información entre conductores.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×