El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha dictaminado una orden que ofrece un respiro a los ciudadanos de Sevilla. Por medio de su potestad ha anulado e impedido que los empleados de la grúa municipal tengan la posibilidad de imponer multas a los conductores que estacionasen mal su vehículo.

Por lo que a partir de ahora el personal de la grúa municipal tendrá que actuar de una manera concreta cada vez que se encuentre ante un episodio de mal estacionamiento. Entre las funciones que le quedan permitidas estará la de avisar a la Policía Local de la posible inmovilización y retirada del vehículo, para que ellos que sí tienen autoridad competente redacten la pertinente multa.

De esta forma se reparten las funciones y se deja la potestad de las multas en exclusividad para las autoridades competentes.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×