Seguro que te has dado cuenta de que las matrículas que vienen en todos los coches por defecto son de metal, duras y además bastante peligrosas, ya que tienen los bordes muy afilados y se convierten en cuchillos reales en determinadas situaciones, como puede ser un accidente con un peatón, por ejemplo.

A pesar de que ha habido una amplia lucha durante años y años para conseguir una alternativa a estas matrículas que todos conocemos, no ha sido hasta ahora que no tenemos ya la posibilidad de tener matrícula de otro material en caso de que así lo deseemos. Una de plástico, concretamente.

La matrícula de plástico ofrece una serie de ventajas respecto a las tradicionales de metal. Aparte de que no son tan peligrosas en caso de accidente de tráfico, son mucho más resistentes y soportan mucho mejor las situaciones climáticas adversas.

En países europeos como Francia o Reino Unido, ya son habituales estas matrículas desde hace un par de años. Ahora ya nos hemos puesto a su nivel y los conductores que así lo deseen podrán tener su matrícula de plástico: lo único que habrán de hacer es solicitarla por Internet o a uno de los distribuidores oficiales. Por unos 30 euros aproximadamente, nueva matrícula a nuestro coche.
 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×