La-peligrosa-combinación-de-radares-y-tráfico-de-Semana-Santa

La fecha de la Semana Santa resulta especialmente delicada en lo que a tráfico se refiere. Las carreteras se convierten en verdaderos pasos de procesión y en el punto de mira de los controles y radares que esperan cumplir con creces el objetivo recaudador. Un estado de ebullición en nuestras vías que espera este año cerca de 13 millones de desplazamientos concentrados en unos días muy concretos. La peor de las combinaciones.

Se esperan días donde las protagonistas indiscutibles serán las carreteras, con el añadido este año, de que la bajada de los precios del combustible y la relativa mejora económica, serán un claro aliciente para que los desplazamientos sean masivos en nuestras vías. Los principales destinos se concentrarán en la costa y en el sur por lo que como viene siendo más que una tradición, se activará una Operación Especial, destinada a velar por uno de los periodos más problemáticos en cuanto a siniestralidad se trata en carretera.

Por esta razón y para optimizar el tráfico se pondrán carriles adicionales en el sentido contrario al habitual, se restringirá la realización de obras, así como la circulación de determinados vehículos pesados que pueden entorpecer la fluidez del tráfico. Una operación que contará con dos fases: la primera que comprende desde las 15 horas del viernes 27 de marzo hasta las 24 horas del domingo 29 de marzo y la segunda fase y más conflictiva la que va desde las 15 horas del 1 de abril hasta las 24 horas del lunes 6 de abril.

Más radares móviles para sorprender al infractor

Esto hará que la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil sea prácticamente omnipresente en nuestras carreteras unido a un control mucho más minucioso por parte de los radares móviles. Contando en la actualidad con los cerca de 880 radares fijos, si se incluyen entre ellos los 16 de tramo, y el refuerzo de los móviles que se centrarán en las carreteras secundarias, los desplazamientos de Semana Santa pueden salir especialmente caros a los conductores que no midan con rigor los límites de velocidad, así como otras posibles infracciones al volante.

Como informaciones de interés para los conductores y de cara a planificar sus destinos, se señala que Cataluña está a la cabeza en la persecución  en temas de velocidad, vigilada por 234 radares, seguido en cuanto a intensidad por el País Vasco y la Comunidad de Madrid. A esto habría que añadir los radares móviles, protagonistas del año y de los cambios recientes de Tráfico, que serán los que sorprendan con más multas durante estas fechas a los conductores.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×