Con el fin de que cada espacio quede bien delimitado para sus usuarios y garantizar en todo momento la seguridad vial, el próximo mes de diciembre, la Policía Local de Valencia realizará una nueva campaña de control de ciclistas en la ciudad.

El objetivo que se pretende obtener con este sistema especial de control con el que se contará, se basará en concienciar aunque sea a base de multas a los ciclistas, para que no se circulen por las aceras, ni jardines, además de no llevar puestos auriculares cuando vayan con su bicicleta circulando, las tres infracciones más comunes que se dan en este tipo de transporte alternativo.

Sin embargo estas medidas policiales que en teoría velan porque se cumpla la normativa en ciudad y para que tanto peatones como ciclistas no sufran ningún tipo de problema, ni atentado contra su seguridad, supuso más de 800 multas el pasado año, lo que causó un gran revuelo que se saldó con una sonora manifestación en protesta por la dureza de dicha campaña.

Las medidas más especiales que se tomarán con este colectivo para que no circulen por las aceras, implicarán multas que oscilarán entre los 90 y 500 euros según la gravedad de las infracciones en las que se incurran. Una campaña policial que se centrará en el centro de la ciudad y en zonas de gran afluencia de ciclistas para evitar que estos circulen por las aceras salvo que haya un carril bici o alguna señal específica que dé permiso para llevar a cabo esta acción.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×