Tenemos completamente presente todos los días del año la dureza de la crisis económica y los sacrificios que desde todos los ámbitos se hacen para luchar contra ella. Y ahora los últimos en apuntarse al carro de los recortes son los policías al limitar el kilometraje de los coches patrulla para ahorrar gasolina.

La polémica está servida en el Ayuntamiento de Burriana, localidad castellonense tras el anuncio que indica la restricción a 100 kilómetros diarios los trayectos de la policía para ahorrar en gasolina, lo que se traduce en 50 kilómetros por la mañana y 50 kilómetros por la tarde, hecho que ha desatado una ola de preocupación entre los habitantes del municipio.

Sin embargo pese a que muchos piensen que esta iniciativa es irresponsable y que puede afectar a la seguridad ciudadana, la concejala del Ayuntamiento de Burriana manifestó rotundamente su postura en favor de esta medida. “Había agentes que hacían demasiados kilómetros en relación a los servicios que prestaban”, declaró la concejala que además matizó que esa seguridad en la calle se mantendrá igualmente, porque la policía continuará su trabajo a pie.
 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×