La Policía se reinventará con cerca de 1.200 vehículos nuevos camuflados

El otoño comienza con bailes de números en torno a presupuestos y nuevas adquisiciones y uno de los aspectos que se verá claramente beneficiado, corresponde al incremento de la flota de vehículos para la Policía. Estos no se tratan de vehículos al uso, sino vehículos destinados al camuflaje y la cifra será en torno a 1.200 coches en un plazo máximo de cuatro años.

El Consejo de Ministros ha aprobado un contrato que permitirá la ampliación de la flota de vehículos radiopatrulla tipo ‘K’, para el Cuerpo Nacional de Policía. Unos coches que a simple vista no guardan ningún aspecto o distinción para poder reconocerlos como propios de la Policía, debido a que su particularidad la encontramos en que serán vehículos destinados al camuflaje. Los utilizados para controles sorpresa en las carreteras, así como en la colocación de radares móviles.

Unos vehículos difíciles de distinguir y cada vez con más peso en la tarea de cazar a los infractores y de aumentar el volumen de multas de tráfico. Para ello se han presupuestado 22.931.145,60 euros, con un plazo de ejecución de 48 meses y que harían realidad estas nuevas incorporaciones en nuestras carreteras y ciudades en un plazo máximo de cuatro años.

Kilometraje ilimitado

El contrato comenzará a estar vigente el 1 de enero de 2016 y se tiene como predisposición que los vehículos cuenten con un kilometraje ilimitado. El mantenimiento, reparaciones y asistencia técnica estarán garantizados en todo el territorio nacional y correrán a cargo del adjudicatario.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×