Si una multa no te llega a casa no está correcta y efectivamente notificada. Es lo que ha dictado un juez de Huelva, que ha dado la razón a una conductora que no pagó una multa porque no le llegó la notificación a su casa hasta un año después, a pesar de que ya estaba publicada en el Boletín de dicha provincia, según informan en Autobild.

La multa ha quedado anulada debido a que la infracción cometida por la mujer debió haber sido notificada cuando se produjo, y no después. Lo que ocurrió fue que la conductora cruzaba una línea continua, pero los agentes de la Guardia Civil que la vieron, en vez de pararla y multarla en el momento, decidieron enviarle la ‘receta’ a casa.

Resultado: la implicada en el caso no tendrá que pagar los 150 euros de multa que le reclamaba Tráfico.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×