El verano suele ser el crítico momento en el que nos llegan terribles noticias de familias que por descuido olvidan a su hijo en el coche, terminando el episodio en un final trágico. El calor y deshidratación se convierten en los dos grandes factores que pueden marcar toda una vida y contra los que ahora hay una buena solución.

El responsable directo para combatir estos desafortunados olvidos, recibe el nombre de ChildMinder, un dispositivo en forma de pequeña almohadilla, que se coloca en la parte inferior del asiento del niño, que tiene en su parte central una base que aloja un mecanismo inalámbrico con características especiales. Dicho dispositivo detecta el peso y los movimientos del pequeño que a su vez contará con una conexión especial con las llaves del coche.

De esta manera cuando el padre se aleje del coche más de cuatro metros empezará a sonar una alarma que disparará todas las alertas de que el niño se queda solo dentro del vehículo y sólo se apagará cuando el pequeño sea retirado de la silla, que la propia y especial almohadilla detectará. Un procedimiento de lo más simple que todavía no se comercializa en España pero que a buen seguro que en una fuerte apuesta por la seguridad de los niños, encuentre una gran aceptación en el mercado.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×