Hasta ahora si se era una persona con discapacidad y se contaba con la pertinente tarjeta de párking, ésta no resultaba eficaz para todos los territorios. Su regulación correspondía exclusivamente a cada comunidad autónoma y en su defecto a los ayuntamientos del domicilio en el que vivía el usuario. Por lo que si se salía de estas condiciones, se podían convertir en víctima de multas de tráfico de imprevisto.

Desde ahora puede que esté más cerca la posibilidad de que se cumpla una petición histórica que permitiría a las personas con movilidad reducida contar una tarjeta única de párking que no tuviese fronteras entre las comunidades autónomas. De esta forma desplazarse a otra provincia no supondría un problema ni la amenza de posibles multas de tráfico, porque con esta tarjeta se tendría las mismas ventajas y tranquilidad en un lugar u otro del territorio español.

Asimismo, esta tarjeta de párking para los dispacitados permitirá también el aparcamiento con tranquilidad en zonas de carga y descarga, en lugares de tiempo limitado como zona azul y por supuesto en las plazas reservadas para su estacionamiento. Para poder disfrutar de todas estas  prestaciones, se tendrá siempre que colocar la acreditación en el parabrisas delantero para lograr su máxima visibilidad, así como portar el DNI u otro documento identificativo para poder hacer uso de esta nueva tarjeta.

De momento los pasos que se van a comenzar a dar antes de que esta tarjeta como tal entre en vigor, obligará a los ayuntamientos o a las comunidades autónomas a comunicar los datos que existen de personas autorizadas a usar esta tarjeta con esta finalidad. Tendrán para ello un periodo de seis meses para actualizar y adaptar sus ordenanzas. Un gran paso para personas que les resulta especialmente difícil caminar.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×