La trampa de la Policía de los controles de radar

Para contrarrestar una tecnología que consideran peligrosa para sus intereses y también por su propia seguridad, los agentes han buscado una opción bastante peculiar con la intención de poner fin al éxito de las aplicaciones que alertan de controles sorpresa.

Si hace unas semanas nos hacíamos eco de las denuncias y protestas de los agentes por la existencia de aplicaciones como Waze o Social Drive, encargadas de poner sobreaviso a los conductores de los movimientos y controles sorpresa, ahora han decidido las autoridades de Miami en concreto, tomar un camino alternativo aunque muy poco ortodoxo.

Utilizando la propia aplicación que tanto han criticado han encontrado su particular solución. Ésta pasa por aliarse con el enemigo y desde dentro sabotearlo. El método a seguir empezó cuando cientos de agentes se descargaron la aplicación de Waze con el fin de introducir información falsa para confundir a los usarios.

De esta forma, conocedores de toda la información que poseen los conductores, resulta de lo más sencillo ofrecer pistas trampa para que se termine desacreditando todo el poder informativo de la aplicación. Una improvisada solución para intentar frenar el éxito de una app que a su juicio puede resultar peligrosa por los detalles que puede dar a posibles delincuentes.

Solucionar su problema con trampa

Un perjuicio que los agentes no han parado de repetir, solicitando su eliminación aunque el hecho de que ahora esté amparada la aplicación por Google hace más difícil su deseo. Por ello han decidido mediante la trampa conseguir el propósito de inutilizar la aplicación de Waze con los avisos falsos que contrastan con el criterio de mejorar la seguridad y tráfico por el que siempre se ha regido esta aplicación.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×