Hasta 226 calles de la ciudad de Pamplona verán cómo la velocidad quedará rebajada y limitada a los 30 km/h. Se trata de "una acción pasiva para mejorar la seguridad de los peatones", se ha asegurado desde el Ayuntamiento.

En las próximas semanas los residentes en la capital navarra verán cómo empezarán a cambiar 324 señales verticales y 168 horizontales. Se trata de calles de una dirección y sentido. El cambio afectará especialmente a los barrios de Chantrea, Rochapea, San Jorge, Mendilorri y Milagrosa.

La decisión se ha tomado tras contemplar en algunos estudios que "la probabilidad de que un impacto resulte mortal o muy grave está fuertemente vinculada a la velocidad de los vehículos", según leemos en Europa Press.

En el Plan en el que está previsto el cambio de la velocidad hay otras muchas acciones, un total de 40, cuyo objetivo es convertir la ciudad de Pamplona en una de las más seguras para peatones.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×