Los cambios de Tráfico en sus leyes y en ciertos aspectos de seguridad vial, están suponiendo una auténtica revolución. La probabilidad de que ahora se instauren nuevos cursos de educación vial, ha topado con la primera barrera: las autoescuelas, que consideran que a tenor de esta innovación pueden surgir fraudes además de peores servicios.

La reforma de la Ley de Tráfico con todos sus futuros cambios aún en el Senado, ha suscitado un nuevo debate en la sociedad. El hecho de una posible modificación en lo que se entiende hasta ahora, de los cursos de eduación vial con la inclusión de nuevos y hasta un posible examen final ha puesto en pie de guerra a las autoescuelas. Un acto de rebelión que argumentan que se basa en que estos nuevos cursos animarán al fraude y serán más costosos para los conductores.

La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) lo tiene claro, y lo defenderá alto y contundentemente. La probable implantación de cursos de sensibilización y educación vial, correspondientes al permiso por puntos, se tendrán que dar en todas las autoescuelas que cuenten con profesores cualificados y que guarden las condiciones óptimas para ello. Un requisito indispensable que temen que no se cumpla y que incite a negocios fraudulentos.

Del mismo modo critican la idea de implantar una posible prueba en la Jefatura de Tráfico para recuperar puntos, cuando hasta el momento, ésta, solamente se tenía que hacer en el caso en el que se hubiese perdido la totalidad del saldo del carnet de conducir para su nueva obtención. Un cambio que implicaría para los afectados más gastos, con una menor especialidad, lo que nos llevaría a perjudicar la calidad del servicio que se presta para estas situaciones concretas en la vida de un conductor.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×