Si hay algo de lo que no estarán orgullosos los gallegos a buen seguro, es de contabilizar elevadas cifras en materia de multas de tráfico. Como cada año se hacen los respectivos balances y no salen del todo bien parados aunque por resaltar algo positivo, ante el ligero incremento de infracciones respecto al año pasado, éstas son menos graves.

Las carreteras gallegas han servido de importante suministro para la Dirección General de Tráfico (DGT), debido a que solo en estas vías se recaudó en 2011 por multas, un total de 42,9 millones de euros, siendo La Coruña la provincia que más sanciones acumuló en todo este tiempo. Sin embargo de todas estas infracciones contabilizadas, solo 318.214 denuncias llegaron a cobrarse al escaparse muchos conductores, un 10% de las sanciones, por los recursos de multa presentados o la imposibilidad de localizar a los infractores.

La concienciación y sobretodo el no querer pagar más dinero en tiempos difíciles hace que los conductores se arriesguen menos, tal como comenta el jefe de Tráfico en A Coruña. Por lo que aunque se aumenten aparentemente las sanciones, éstas normalmente no son muy graves, sin dejar por supuesto de lado que siete de cada diez infracciones detectadas por Tráfico en las carreteras gallegas, continuan siendo los excesos de velocidad.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×