El peligro de las distracciones

Las distracciones al volante

Las distracciones son uno de los principales motivos de accidente de tráfico. Exactamente el 40% se producen por esos pequeños despistes, y suelen tener consecuencias terribles.

El diario Abc ha hecho un listado con algunas de las distracciones más típicas al volante. Y es que por ser típicas no son menos peligrosas sino que, precisamente, nos damos menos cuenta.

Es por eso que debemos prestar la mayor de las atenciones a nuestros actos y no distraernos con esas pequeñas cosas que entendemos como cotidianas y prestar toda nuestra atención al acto de conducir.

Menos distracciones y más precaución

Muchas campañas de la Dirección General de Tráfico están centradas en la necesidad de extremar la precuación al volante, minimizando las distracciones. Así, se reducen los peligros para conductores y pasajeros, no sólo de nuestro vehículo, sino de toda la vía. Peatones incluidos.

1. Mensajear con el móvil. Nos lo han dicho hasta la saciedad, pero algunos parece que todavía no se han enterado. Hablar por teléfono es un peligro, no digamos ya mandar mensajes de texto.

2. Hablar por el móvil. Mientras hablas, no prestas atención a lo que sucede en la carretera.

3. Cambiar el CD. Parece que es imposible que pertenezca a las distracciones peligrosas, pero lo es. Sólo unos segundos son sufucientes para quitar la atención de la carretera y del volante.

4. Fumar. Encender un cigarrillo representa una pérdida de atención en la conducción de 4 segundos. O, lo que es lo mismo, más de 100 metros recorridos por el automóvil sin ningún tipo de control.

5. Comer y beber al volante. Hacen que dejes de estar atento a la carretera durante unos segundos que pueden ser cruciales si, por ejemplo, en ese momento topas con un bache en la carretera y se te cae todo.

6. Ponerse cariñoso. Las muestras de afecto entre conductor y pasajeros también son distracciones. Mejor posponerlas hasta llegar al destino.

7. Discutir. Al igual que los gestos amorosos, una discusión desagradable con tu copiloto hará que te olvides, incluso, de que estás conduciendo.

8. Los niños inquietos. Más allá del sistema de retención infantil, también entra en juego la actitud de los niños. Así, que uno de ellos decida, por ejemplo, lanzar un juguete para reclamar nuestra atención puede ser fatal.

9. Los insectos. Aunque parezca una anécdota, un insecto revoloteando dentro del coche hará que te distraigas por completo.

10. El GPS hay que tenerlo programado antes de salir de viaje. Y es que las programaciones durante la marcha son distracciones equivalentes a utilizar el móvil.

Si esta información te ha resultado útil, te sugeirmos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Las carreteras más peligrosas del mundo

Conducir con chanclas: peligroso y sancionable

¿Es legal fumar conduciendo?

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×