Aparcar en verano en Bilbao será más arriesgado, al endurecerse las multas de la OTA hasta 200 euros según lo acordado en las últimas modificaciones de la ordenanza que se han llevado a cabo y que también incluyen el ticket digital además de vigilancia personal en las zonas de carga y descarga.

Las calles de Bilbao contarán a partir del verano con un inconveniente más para los conductores, motivado por el intento por parte del Ayuntamiento de endurecer las multas de la OTA con el fin de “aumentar el efecto disuasorio”. El cambio supondrá mayores precios en las sanciones, pasando de lo que se paga en la actualidad, entre 60 y 100 euros a 200 respectivamente, con un mínimo de veinte si las cancelan en las máquinas en 48 horas.

Del mismo modo y aprovechando las últimas tecnologías, se hará efectivo el uso del ticket digital, relegando a un segundo lugar el tradicional papel de los parquímetros que seguirá presente aunque no será obligatorio. Esto permitirá hacer los pagos a distancia vía web en donde se comprobarán los terminales con sólo introducir el número de matrícula una vez nos hayamos dado de alta en la web del servicio.

Pero tanto en papel como digital, los conductores tendrán que tener claro que desde el Ayuntamiento de Bilbao apuestan de lleno por endurecer el precio de las multas de la OTA para que los conductores se las tomen en serio y no les salga el aparcar en las calles gratis. Esto implicará incluso un nuevo cambio para los trabajadores del servicio que también llevarán el control de las polémicas zonas de carga y descarga, para velar que se cumplen los horarios y que quién no lo haga a buen seguro que pagará su acción.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×