Los ciudadanos de Orense van a empezar a ver que sus multas por exceder los límites de hora en las zonas de estacionamiento regulado ORA van a llegar acompañadas de fotografías. Y no porque los trabajadores del servicio crean que sus coches son tan bonitos que merecen una captura, sino para demostrar que la multa tiene razón de ser.

Eso sí, lo que se ahorren en multas recorridas (y ganadas) lo tendrán que pagar en sueldos. Según leemos en La Voz de Galicia, los controladores del ORA tendrán que ir acompañados de un trabajador del servicio municipal. Éste será el testigo y el encargado de tomar la fotografía.

Si bien en un principio se pensó en un policía que acompañara a los controladores, más tarde esta opción se descartó por la escasez de agentes.
 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×