Las multas de tráfico no son solamente cosa de coches y a los motoristas les afectan por igual, teniendo en cuenta que hay situaciones de lo más inesperadas en las que no cabría imaginar que puedan ser sancionados por ellas. Para muestra, los siguientes ejemplos, que seguro que resultan inesperados para más de uno.

Los que acostumbran a dejar que el polvo o los agentes atmosféricos den su particular color a sus vehículos, en concreto a las motos, deben saber que si la matrícula está en exceso de sucia o empezando a notar el paso del tiempo y se encuentra algo borrada, estas simples razones les pueden costar 200 euros de multa al impedir su correcta lectura o identificación. Además si se peca de creativo y se adorna la placa con alguna pegatina u ornamento que adquiera para nosotros  significado, ese detalle también tiene un precio: 80 euros tal como indica el Reglamento General de Circulación.

Del mismo modo y considerando que las motos cuantan con la ventaja de mayor accesibilidad a las zonas y poder encontrar su sitio para estacionar más fácilmente, no todo rincón o hueco está permitido sin caer en infracciones. Es por ello que deben saber los motoristas que existen multas de tráfico, alrededor de 30 euros, si se limitan a atar su vehículo al mobiliario urbano o señales, además de estacionarlo en algunos puntos que dificulten el paso de peatones, cuyo precio puede incrementarse hasta en 200 euros, según las molestias que puedan ocasionar derivadas de ello.

Otros motivos por los que pueden multarte

Y dentro también del motivo del menor tamaño de las motos, se cae muchas veces en la tentación de aprovechar ese factor para realizar acciones que están prohibidas para todos los vehículos sin albergar excepción ni siquiera para los que cuentan con este vehículo a motor de dos ruedas. El hecho de lavar la moto en la calle al igual que sucede con los coches, supone multas que variarán en función de las ordenanzas municipales al igual que ponerse de manitas y reparar cualquier defecto u avería en plena vía. Riesgos que en ciudades como Madrid se pagan bien caros, hasta 3.000 euros pueden alcanzar las multas.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×