Cada estación cuenta con sus propias particularidades, pero en verano hay ciertas características que hacen especialmente peligroso el tema de las multas de tráfico a los conductores. El carácter desenfadado, los numerosos desplazamientos y las altas temperaturas son los grandes factores que se tienen que tener en cuenta si se quieren evitar sanciones.

Con la idea de desconectar de la rutina, de quitarse las cadenas y horarios, nos sentimos más liberados que nunca en vacaciones. Una idea que se puede volver en nuestra contra si justificamos cualquier acción con el hecho de estar más relajados de la cuenta. Por ello en verano las multas de tráfico se disparan y estas circunstancias pueden afectar incluso a la seguridad. Motivos suficientes para recordarlas.

El hecho de conducir con poca ropa e incluso a reducirla al mismo bañador no es tan inocente como pensamos. Según las normas y cualquier autoridad que nos pare, puede ver en esta acción un mayor peligro del que consideramos y por ello hacernoslo saber a través de una multa de tráfico de 200 euros. Esto en el Reglamento General de Circulación no se especifica como tal, pero la situación de no presentar toda la comodidad y de estar más expuesto a diversos factores, ya se considera como ilegal.

Tampoco es exclusivo del verano, pero sí se reconoce que mucho más habitual que respecto a otras fechas. La idea de cortos desplazamientos y de no ir a pie por el excesivo calor, determina que se sobrepase de lo permitido el número de integrantes posibles en el vehículo. La multa inicial puede ser de 80 euros pero se alcanzarán los 200 euros si se superan las plazas del coche en más del 50%.

Las restricciones de poca ropa se extienden también al calzado. Sea verano o no, el pie no debe resbalarse y siempre tenemos que tener todo el control del vehículo. Todo lo que limite estos movimientos será sancionado. Por ello el hecho de conducir con chanclas o mismamente descalzo traerá aparejado multas de tráfico de 200 euros como en los casos anteriores. Para los que les gusta ir en chanclas o sandalias, como consejo siemrpe dejar en el maletero un calzado adecuado para la conducción. Es mejor pasar calor un rato que arriesgar la seguridad en carretera.

Más multas de tráfico por ingesta de alcohol

Por último y no menos importante, en verano se tiene muy en cuenta que este deseo liberador y las fiestas que se sucederán por toda la geografía española, puedan incitarnos a cometer algunos excesos. Los controles de velocidad, de alcohol y drogas serán más continuos de lo normal para velar que no existan riesgos en la carretera durante estas fechas tan señaladas.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×