Si nos creemos que sólo por circular a una velocidad adecuada estamos libres de caer en multas de tráfico, debemos saber que hay miles de motivos que nos harán ver de cerca una sanción y sus consecuencias. Algunos de ellos pueden pasar completamente inadvertidos pero están castigados por el Reglamento General de Circulación.

Tanto si se es conductor como si se está de copiloto, o en cualquiera del resto de asientos del vehículo se tiene que tener presente que hay unas normas muy claras que de no ser cumplidas serán objeto de multas de tráfico. Empezando por lo más básico se tendrá que asegurar todo integrante de contar con el cinturón de seguridad si no se quiere pagar una sanción obligada de 200 euros que en caso de ser incumplida por un menor, tendrá que pagar siempre el conductor.

Del mismo modo y tal como anuncian muchos paneles de carretera y especialmente habremos visto durante el verano, está terminantemente prohibido tirar cualquier objeto por las ventanas del coche y más aún se castiga esta acción si estamos hablando de colillas que pueden provocar un incendio o un accidente. Las multas por estas acciones pueden implicar desde 80 hasta 200 euros, además de la pérdida de 4 puntos del carnet de conducir.

También como detalle curioso para esos casos en los que se tiene especialmente los nervios a flor de piel, es la obligatoriedad del chaleco reflectante si se sufre una avería en la carretera. Entendemos que un contratiempo de esta clase puede hacernos actuar precipitadamente pero si el conductor baja de su vehículo sin el pertinente chaleco además de tener que hacer frente a los gastos derivados de la reparación del vehículo, servicio de grúa… también le tocará pagar una multa de tráfico de 200 euros y hasta 3 puntos menos del carnet de conducir.

Y si por alguna casualidad hemos querido con fines solidarios ahorrarle a algún amigo o familiar algunas clases de autoescuela, ofreciendo nuestro vehículo como instrumento de prácticas o simplemente hemos dejado nuestro coche o ciclomotor a alguien que no posea el carnet de conducir en vigor, más vale que haya sido de manera discreta porque esta acción siempre viene acompañada de multas de tráfico. En total 200 euros a pagar. Un precio demasiado alto para un fin en principio solidario.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×