La última campaña de Tráfico ha revelado que un total de 3.263 personas fueron denunciadas por utilizar el teléfono móvil sin el dispositivo de manos libres mientras conducían, además de muchas más distracciones, en un periodo escaso de siete días.

Las malas prácticas en la conducción no se han visto reducidas en la semana que la Dirección General de Tráfico (DGT) ha decidido vigilar con más recelo las distracciones al volante. Los resultados muestran como los conductores están perdiendo el miedo a las multas de tráfico, tal vez por la asiduidad de ellas y siguen manejando tanto el móvil como reproductores de sonido mientras conducen.

Las incidencias por este tipo de distracciones colocan al uso del móvil en el principal punto de mira, aunque no es un caso ni mucho menos aislado de infracciones imprudentes. Tráfico en su campaña ha podido comprobar como 241 conductores se les ha multado por utilizar pantallas táctiles o reproductores de vídeo o DVD que también hacen que no estén puestos todos los sentidos en la conducción.

Y a estas incidencias que pueden resultar menos frecuentes se les suman las típicas de fumar o comer mientras se conduce, que muestran como los conductores no sólo no se conciencian de lo grave que resulta para la seguridad vial este tipo de prácticas, sino que el método de las multas de tráfico para paliar estos comportamientos está perdiendo su originaria fuerza correctiva.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×