Las prisas son malas amigas y pueden conducirnos sin quererlo a olvidos que terminan con multas de tráfico. De manera inocente pero no por ello exento de cumplir la obligación, todo conductor tiene que llevar a bordo su carnet de conducir porque de lo contrario hay una sanción que al tocar el bolsillo hará siempre que los conductores terminen teniendo a la fuerza más memoria.

Una de las obligaciones de todo conductor consiste en portar a bordo de su vehículo la documentación que le permite conducir. Obviamente el carnet es indispensable y si por alguna casualidad, cambio de cartera o despiste de última hora lo dejamos olvidado en casa y nos dan el alto, este olvido nos traerá consigo una multa de tráfico.

Sin embargo dentro de que no llevar el carnet de conducir es una infracción, para tranquilidad de los conductores tenemos que decir que es una acción leve cuyo importe máximo será de 100 euros en caso de pagar y no optar por una defensa que nos libre de todo pago. De cualquier forma esta infracción está sujeta bastante al humor de los agentes en ese momento puntual.

Peculiaridad de esta multa de tráfico

Esto se debe a que un poco de manera confidencial y con cierta confianza sabemos que aunque aplican con dureza sus criterios para que los conductores no se escapen de las multa, excediendo todo rigor, cuando se trata del olvido del carnet de conducir en la práctica lo sancionan con una multa de 10 euros aunque en la teoría valga más.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×