Llegados a la fecha de mediados de agosto, muchos conductores saben que tienen una cita en las carreteras al juntarse el puente del 15 y las vacaciones de los más rezagados. Unos días de intenso tráfico que la DGT cuida especialmente por lo que para evitar terminar con multas, es recomendable abrir bien los ojos y seguir ciertas indicaciones.

Elegir el coche como transporte para disfrutar del puente y las vacaciones tiene su riesgo. La afluecia de tráfico en estos días se mira con lupa desde cielo y tierra por lo que para evitar las inoportunas sanciones o sustos se tienen que tener todos los sentidos puestos y evitar ciertos y graves errores en la conducción. Un ejemplo de multas que te amargarán este puente presentamos a continuación:

1. Las multas de velocidad un clásico en cualquier viaje
Entre las sanciones más comunes y más si se realiza un viaje, destacan las multas relacionadas con excesos de velocidad. El deseo de llegar lo más rápido posible al destino seleccionado marca muchas veces más el rumbo del velocímetro de nuestro coche que el sentido común. Por ello es habitual ver a furgonetas y vehículos con remolque circulando a 120 km/h cuando esta velocidad depende del tipo de vehículo y la carga no sólo de la vía en la que se encuentre. Conocer los límites de velocidad y las características particulares de cada vehículo es imprescindible para saber tanto a lo que se puede como no optar.

2. Los días más largos no son sustitutivos de las luces de cruce
El verano es tiempo de luz y de sol, sin embargo no cambian las reglas de conducir por estos factores. Y el hecho de circular sin el alumbrado adecuado siempre será motivo de multas. Por ello es conveniente saber que entre el ocaso y la salida del sol son necesarias al menos las luces de posición y de cruce o cuando atravesamos un túnel o carril reversible.

3. La leyenda del carril central
El orgullo en la conducción puede ser muy peligroso y los piques por el carril derecho y central una triste realidad. Se tiene la mala consideración de que ir por la derecha, que es lo conveniente salvo para adelantar, está ligado a los conductores torpes, lentos y con poca pericia. Por ello muchos en caso de contar con una vía de tres carriles, rechazan circular por la derecha y ocupan el carril central teniéndolo como suyo y concurriendo a una situación no sólo ilegal sino también motivo de multas. Una actitud que puede llevar a desplazamientos laterales innecesarios por ambos carriles además de peligrosas maniobras.

4. La autoridad del intermitente tiene sus límites
Cada maniobra tiene que llevar consigo una señalización. Eso es indiscutible en la conducción, sin embargo muchos conductores creen que únicamente por accionar un intermitente cuentan con una autoridad divina. Un grave error que no sólo puede ser objeto de multas sino también de graves percances, dado que el intermitente es un indicador informativo pero tenemos que considerar el resto de elementos que nos rodean para decidir hacer un desplazamiento o incorporación contando con la máxima seguridad.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×