La reforma del nuevo Reglamento General de Circulación no se olvida de los ciclistas, añadiéndoles alguna obligación más a las presentes, por lo que hacemos un breve recordatorio de las situaciones que deben controlar en todo momento si se quieren evitar las temidas multas de tráfico.

Entre las novedades que entrarán en vigor a finales de 2013 y una de las medidas que más polémicas ha levantado a lo largo de estos meses desde que se anunció, tiene que ver con el uso del casco. Éste se hace obligatorio y homologado no sólo ya en carretera sino también en ciudades para los menores de siete años que vayan conduciendo o de paquete y tiene pinta de que en un futuro sea extensible al resto. Las excepciones para no llevarlo serán cuando entrañe peligro como en rampas ascendentes, calor extremo o por consejo médico. De lo contrario supondrá multas de tráfico de 200 euros.

Al igual que el resto de conductores los ciclistas tienen que respetar los límites de velocidad, en cuyo caso nunca deben superar los 45 km/h y por supuesto no consumir ni alcohol ni ningún tipo de drogas. Para estos últimos casos las sanciones ascienden a 500 euros que con la reforma se duplicarán, siendo ésta, una de las modificaciones que a principios de año se podrán experimentar, para aquellos que sigan poniendo en peligro la seguridad vial propia y la del resto de conductores.

Entre las exclusividades que encontramos y que afectan sólo a los ciclistas, tendremos que saber, aunque tampoco está exento de polémica, que estos no perderán ningún tipo de punto dado que conducir una bicicleta no requiere de licencias especiales, por lo que no se aplicarán las sanciones habituales para estos casos.

Lo que sí comparten ciclistas y conductores de coches, motos o camiones es que toda maniobra que realicen tendrá que ir acompañada de una señalización. Esto en su particular situación les obliga a mediante la antelación, tener que utilizar los brazos en función de si quieren girar a la derecha o izquierda. Para hacerlo por la diestra tendrán que extender el brazo derecho con la palma de la mano mirando hacia abajo y si es por la izquierda tendrán que doblar hacia arriba el brazo derecho.

Sin olvidarnos de la prohibición del uso de cascos, circular en paralelo, un correcto alumbrado y llevar chaleco reflectante en la medida de lo posible, completarían todas las medidas que todo buen ciclista debe saber si quiere circular con seguridad dentro de las inseguridades que sufre este colectivo, además de ahorrarse multas de tráfico.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×