La necesidad de superar la barrera del déficit en la que se encuentran inmersos la mayor parte de los ayuntamientos, ha hecho incesante la vigilancia y la imposición de multas de tráfico, que se espera más estricta todavía para el 2013.

Contra lo anunciado por la Dirección General de Tráfico (DGT), que prevé que las sanciones se reduzcan en un 6,3%, los ayuntamientos han manifestado por su parte que este 2013 se presentará igual o más negro para los conductores en relación a la imposición de multas de tráfico. El motivo de sobra conocido, y la necesidad de equilibrar sus presupuestos, hará que los ciudadanos no puedan descuidarse en ningún momento si quieren evitar recibir en sus casas las molestas y en muchos casos, injustas multas de tráfico.

Para cumplir sus objetivos, ya se han publicado cifras de lo que se espera lograr a golpe de talonario y sanción para las maltrechas arcas de los ayuntamientos. En concreto, en Madrid, se espera a lo largo del 2013 que el Ayuntamiento imponga 10.000 denuncias diarias lo que se traduciría en multiplicar por cinco las intervenciones que se llevaron a cabo respecto al 2012. El incremento notable también se experimentará en otras ciudades como Valencia, León o Huelva donde en la mayor parte de los casos para alcanzar las metas pactadas, tendrán que duplicar lo recaudado a base de multas de tráfico.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×