Los comportamientos al volante de los tipos de conductores

Puede resultar una obviedad e incluso algo divertido pero según nuestra forma de conducción se pueden sacar muchas conclusiones de nuestros comportamientos y del carácter de cada usuario. Es por ello que de una manera desenfadada HTMBoxes ha analizados y bautizado a los distintos tipos de conductores.

Las carreteras esconden entre sus curvas y rectas a un compendio de conductores que presentan siempre algún rasgo que les identifica y que nos ofrece alguna particularidad en el análisis. La firma especializada en bricolaje del automóvil, HTMBoxes ha puesto una serie de etiquetas a determinados comportamientos, a las que les hemos dado nuestro particular punto de vista, para hacer una clasificación de los conductores de la que a continuación os presentamos:

1. Conductor ‘Play Station’ o lo que es lo mismo, el ‘Alonso’ de las carreteras

Este tipo de conductor ha nacido para la velocidad. Él lo sabe y no tiene reparo alguno en hacer continuas demostraciones en las vías, dejando siempre tras de sí una estela de ruido y hasta humo, para que sepamos que a velocidad no hay quien se le resista. Es experto también en volantazos, en disfrutar como un niño de las curvas cerradas y de frenazos espectaculares. Un conductor al que en resumidas cuentas le sobra adrenalina.

2. Conductor ‘yo soy el rey’ o ‘el que va a su bola’

Cuando nos cruzamos con un conductor que cumple este título, nos encontramos ante uno de los conductores más molestos. Creyéndose que las carreteras se han puesto para su exclusiva circulación, este tipo de conductor no dudará en adelantar de forma lenta o de no avisar ante sus maniobras. En una palabra: peligroso, que nos obliga a utilizar las artes adivinatorias porque es incapaz de pensar en los demás.

3. Conductor ‘temeroso’ o ‘el pisa huevos’

Contrario al tipo anterior y como nos gustan los fuertes contrastes, con el conductor ‘temeroso’ llegamos a un punto en el que circular tras él se convierte en un infierno. Se trata de un conductor que no le gusta conducir, tal vez obligado se sacó el carnet o un profesor de autoescuela le traumatizó en exceso, pero el caso es que no existe sintonía ni complicidad alguna entre él y su vehículo. Por ello no es de extrañar que cualquier maniobra se convierta en toda una proeza y su velocidad sea anormalmente y repito anormalmente lenta. Si te los encuentras en una incorporación podremos llegar a sufrir hasta de ansiedad…

4. Conductor ‘quejica’ o lo que es lo mismo ‘el pesado del claxon’

Para este tipo de conductor sería menos peligroso darle una pistola que ponerle un claxon delante. Ante cualquier situación y aunque sea ya prácticamente por afición, no duda en alzar su particular voz pitando, gritando o haciendo todo tipo de aspavientos. Para este tipo de conductor todo lo que hacen los demás está mal y es susceptible de crítica y por ello hará sonar sin tregua su bocina.

5. Conductor ‘modelo’ o ‘rara especie’

De tan extraño que nos parece, existe un tipo de conductor que respeta las normas de seguridad, deja pasar a aquellos que lo tengan complicado, agiliza en lo que puede la circulación y siempre circula por el carril que le corresponde, ¿os lo podéis imaginar? Prácticamente tenemos que acudir a las fantasías porque es una especie muy rara en nuestro día a día de encontrar. No perderemos la fe.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×