Cuando a un conductor le llega una multa, además del fastidio que de primeras supone, tiene varias posibilidades en su mano. Puede recurrirla siempre, lo cuál le dará unos días de margen e incluso la posibilidad de que se la quiten, aunque las nuevas tasas intenten poner trabas en el asunto. Otra opción es acogerse al pronto pago y en un plazo de 20 días resignarse, pagarla, aunque con un descuento del 50%. Y la última posibilidad que no es del todo real, pero la ponemos de todas formas, es que por algún error no se llegue a tramitar esa multa.

Entre estas opciones, los conductores lo tienen claro como lo confirman las cifras del último año en las que se muestra que el 52% se enfrenta a las multas con el pronto pago para beneficiarse del descuento del 50%. Por el contrario, los que prefieren recurrir las multas, tendríamos que señalar según lo revelado, destaca principalmente que buscan asesorarse sobre todas las vías que existen y que el número de solicitudes se ha duplicado en los nueve primeros meses del año.

Esto confirma que de una forma u otra los conductores lo que desde luego pelean es para que el importe económico se vea reducido siempre, bien a través del pronto pago o imponiendo un recurso que logre quitar la sanción. Y en el otro punto en el que se coincide es que las multas más recurridas son las relacionadas con el estacionamiento o las de excesos de velocidad.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×