Parece ser que los continuos controles de prevención de velocidad unido a los de consumo de alcohol y estupefacientes y a la concienciación de los conductores han dado resultado en la provincia de Álava dado que respecto al año pasado las multas de tráfico han caído más de un 20 %. Esto se traduce en 256 multas menos con respecto al mismo periodo del 2011 y a un primer paso firme hacia un cambio de inercia.

Los datos que se interpretan como "muy positivos" indican que los ciudadanos tienen en este momento miedo por un lado a la necesidad recaudatoria de las administraciones, que ha jugado un papel bastante clave para llegar a estos resultados y por otro a que el continuo bombardeo de informaciones, la presencia constante de la Policía Local en tareas de vigilancia así como el recurso de radares móviles en el casco urbano y los tramos de acceso a la ciudad, han obrado el ‘milagro’ de la importante caída de las multas de tráfico.

Si bien es cierto que aunque una inmensa mayoría de los ciudadanos cumple habitualmente con las normas, tal como destacó el responsable de área del Departamento de Seguridad Ciudadana, Joaquín Muñoz, son ahora menos los que tienen tentaciones de saltarse las reglas a la ligera con la presencia constante de la Policía en la calle.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×