No existe un momento para confiarse durante la conducción porque aunque creamos que estamos cumpliendo todas las normas habidas y por haber, cualquier pequeño detalle no se escapa a los ojos de la Policía. Un equipo que trabaja de incógnito y al volante destinando sus esfuerzos a sorprender al conductor en plena infracción.

Existen tecnologías lo suficientemente avanzadas para alertarnos de posibles radares en las carreteras. También las redes sociales han cobrado más peso en la función de avisar ante probables controles en las vías de toda nuestra geografía española, sin embargo existe un recurso contra el que es más difícil de combatir: Policía de incógnito al volante.

Una práctica cada vez más extendida principalmente en ciudades y que tal como nos indican es el sistema que utilizan los municipales para poner multas por cualquier infracción. Cada día se desplazan por zonas diferentes lo que no genera un precedente que pueda demostrarse o hacer que los conductores tengan técnicas para esquivar estos radares móviles.

Varios ejemplos nos hemos encontrado en las calles de Madrid de los cuales dejamos aquí sus referencias para poder aportar con nuestra información un poco de ayuda a los conductores, que ahora tienen que tener especial cuidado y mirar de refilón a todo lo que puede observales desde su alrededor.

Vehículos que utiliza Policía de incógnito:
– Xsara Picasso de color gris oscuro con matrícula 9638 DTG
– Citroen C5 de color gris oscuro y matrícula muy parecida al anterior
– Toyota Prius segunda generación de color gris claro metalizado  con matrícula de 1000 a 1200 GDP.

Todos ellos no llevan radar pero es la propia Policía Municipal la que se encarga de multar cualquier infracción tomada por sorpresa.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×